Erik Dueñas

“Dueño de una sonrisa”

Estudió economía en su país natal, Perú, como mandaba la tradición familiar, pero su verdadera pasión eran el fitness y la danza.

Pese a la oposición familiar siguió adelante, contactando con agencias de turismo y dando clases de bailes latinos hasta que fue formándose como monitor y entrenador en distintas áreas  (spinning, body-pump, body combat, fitness condition, gaps….)

Hace 8 años que trabaja en Barcelona en distintos gimnasios transmitiendo pasión , ilusión y alegría, consiguiendo motivara sus alumnos y alumnas desde las 7 de la mañana.

Cree que a través del ejercicio físico una persona puede ver rápidamente sus progresos y darse cuenta de que los límites que uno mismo se impone con el “no soy capaz”, siempre se pueden superar.

Erik nos transmite lo que siente por la danza:  “ Bailar no es una opción. Bailar es mi manera de gritarle al mundo que estoy vivo. Es mi forma de expresar mis sentimientos. Es mi forma de agradecerle a la vida ese don. Bailar es una necesidad tan importante como respirar”

Deja un comentario